El pulso de tu salud: Cuidemos de la salud y el bienestar de nuestros cuidadores

marzo 7, 20230

Para nosotros los latinos la familia lo es todo, y el papel de cuidador es algo que muchos desempeñamos instintivamente. Ya sea que estemos cuidando a un niño, a un adulto o a una persona de la tercera edad, no solo lo hacemos con amor y respeto, sino que también con un gran sentido de responsabilidad. Pero el ser un cuidador también puede ser estresante y en ocasiones, agotador.

Un cuidador es alguien que brinda cuidado básico a una persona que tiene una enfermedad crónica o progresiva, una discapacidad o una afección debilitante. Estas son enfermedades con un proceso de recuperación largo o que incluso no tienen cura, como el cáncer, la esclerosis múltiple, los efectos de un derrame cerebral, la artritis, la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. Esas enfermedades requieren de citas al doctor constantes, terapia física, ayuda con el aseo personal y la administración de medicamentos, preparación de comida, y sobre todo, mucho apoyo emocional.

Según la Alianza Nacional para el Cuidado de los Seres Queridos (NAC por sus siglas en inglés), un tercio de los hogares latinos tienen al menos un cuidador familiar y a medida que aumenta el número de personas mayores en los Estados Unidos, este porcentaje también aumentará. Un 74 por ciento de estos cuidadores son mujeres, con una edad promedio de 42 años. Lo que significa que no solo están ejerciendo el papel de cuidadoras, sino que también están trabajando, cuidando del hogar, e incluso de hijos pequeños.

Si usted está cuidando a un ser querido, es crucial que también haga tiempo para cuidar de sí mismo. Con el paso del tiempo, el no hacerlo puede tener un costo físico y emocional en su salud. Varios estudios han encontrado que los cuidadores corren un mayor riesgo de tener múltiples enfermedades crónicas. Además, tienen un mayor riesgo de sufrir de estrés, ansiedad, depresión, y hasta abuso de alcohol, tabaco o drogas.

Pero afortunadamente, hay muchas cosas que podemos hacer para cuidar de nuestra salud y seguir cuidando de nuestros seres queridos. Empezando por manejar el estrés. El practicar técnicas de relajación, meditar, leer, e incluso escuchar música, puede ayudar con el estrés. Asimismo, hay que aceptar y pedir ayuda, establecer objetivos realistas, y reconocer que el cuidador perfecto no existe. Por más que intentemos, no podemos hacerlo todo.

También es crucial cuidar de nuestra salud física. Para hacer esto, hay que comer saludablemente, dormir bien, hacer ejercicio y acudir a nuestras citas médicas preventivas. Además, déjele saber a su médico que es cuidador y nunca dude en mencionarle cualquier inquietud o síntoma que esté sintiendo.

Tomado de: https://www.latimes.com/espanol/vida-y-estilo/articulo/2023-02-28/el-pulso-de-tu-salud-cuidemos-de-la-salud-y-el-bienestar-de-nuestros-cuidadores

Para mayor información haga clic en el siguiente enlace:

https://www.latimes.com/espanol/vida-y-estilo/articulo/2023-02-28/el-pulso-de-tu-salud-cuidemos-de-la-salud-y-el-bienestar-de-nuestros-cuidadores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Easysoftonic
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Nos encanta tenerte por acá 👋
¿En qué podemos ayudarte?